Éxodo 40: La inauguración del tabernáculo - bibliaclic Saltar al contenido

Éxodo 40: La inauguración del tabernáculo

Texto integro del Libro de Éxodo capítulo: 40
Éxodo capítulo 40

Capítulo 40

Y JEHOVÁ habló á Moisés, diciendo:
2 En el primer día del mes primero harás levantar el tabernáculo, el tabernáculo del testimonio:
3 Y pondrás en él el arca del testimonio, y la cubrirás con el velo:
4 Y meterás la mesa, y la pondrás en orden: meterás también el candelero y encenderás sus lámparas:
5 Y pondrás el altar de oro para el perfume delante del arca del testimonio, y pondrás el pabellón delante de la puerta del tabernáculo.
6 Después pondrás el altar del holocausto delante de la puerta del tabernáculo, del tabernáculo del testimonio.
7 Luego pondrás la fuente entre el tabernáculo del testimonio y el altar; y pondrás agua en ella.
8 Finalmente pondrás el atrio en derredor, y el pabellón de la puerta del atrio.
9 Y tomarás el aceite de la unción y ungirás el tabernáculo, y todo lo que está en él; y le santificarás con todos sus vasos, y será santo.
10 Ungirás también el altar del holocausto y todos sus vasos: y santificarás el altar, y será un altar santísimo.
11 Asimismo ungirás la fuente y su basa, y la santificarás.
12 Y harás llegar á Aarón y á sus hijos á la puerta del tabernáculo del testimonio, y los lavarás con agua.
13 Y harás vestir á Aarón las vestiduras sagradas, y lo ungirás, y lo consagrarás, para que sea mi sacerdote.
14 Después harás llegar sus hijos, y les vestirás las túnicas:
15 Y los ungirás como ungiste á su padre, y serán mis sacerdotes: y será que su unción les servirá por sacerdocio perpetuo por sus generaciones.
16 Y Moisés hizo conforme á todo lo que Jehová le mandó; así lo hizo.
17 Y así en el día primero del primer mes, en el segundo año, el tabernáculo fué erigido.
18 Y Moisés hizo levantar el tabernáculo, y asentó sus basas, y colocó sus tablas, y puso sus barras, é hizo alzar sus columnas.
19 Y extendió la tienda sobre el tabernáculo, y puso la sobrecubierta encima del mismo; como Jehová había mandado á Moisés.
20 Y tomó y puso el testimonio dentro del arca, y colocó las varas en el arca, y encima la cubierta sobre el arca:
21 Y metió el arca en el tabernáculo, y puso el velo de la tienda, y cubrió el arca del testimonio; como Jehová había mandado á Moisés.
22 Y puso la mesa en el tabernáculo del testimonio, al lado septentrional del pabellón, fuera del velo:
23 Y sobre ella puso por orden los panes delante de Jehová, como Jehová había mandado á Moisés.
24 Y puso el candelero en el tabernáculo del testimonio, enfrente de la mesa, al lado meridional del pabellón.
25 Y encendió las lámparas delante de Jehová; como Jehová había mandado á Moisés.
26 Puso también el altar de oro en el tabernáculo del testimonio, delante del velo:
27 Y encendió sobre él el perfume aromático; como Jehová había mandado á Moisés.
28 Puso asimismo la cortina de la puerta del tabernáculo.
29 Y colocó el altar del holocausto á la puerta del tabernáculo, del tabernáculo del testimonio; y ofreció sobre él holocausto y presente; como Jehová había mandado á Moisés.
30 Y puso la fuente entre el tabernáculo del testimonio y el altar; y puso en ella agua para lavar.
31 Y Moisés y Aarón y sus hijos lavaban en ella sus manos y sus pies.
32 Cuando entraban en el tabernáculo del testimonio, y cuando se llegaban al altar, se lavaban; como Jehová había mandado á Moisés.
33 Finalmente erigió el atrio en derredor del tabernáculo y del altar, y puso la cortina de la puerta del atrio. Y así acabó Moisés la obra.
34 Entonces una nube cubrió el tabernáculo del testimonio, y la gloria de Jehová hinchió el tabernáculo.
35 Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo del testimonio, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo tenía lleno.
36 Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas:
37 Pero si la nube no se alzaba, no se partían hasta el día en que ella se alzaba.
38 Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche en él, á vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas.

Resumen del capítulo 40 del libro Éxodo

Por supuesto, aquí tienes un resumen exhaustivo del capítulo 40 del Libro de Éxodo de la Biblia:

Éxodo 40 relata la finalización de la construcción del Tabernáculo y su consagración, así como la manifestación de la presencia divina en el Tabernáculo.

  1. Dios instruye a Moisés a erigir el Tabernáculo el primer día del primer mes, que marca el inicio del segundo año desde la salida de Egipto. Moisés debe colocar todos los objetos sagrados y las vestiduras sacerdotales en su lugar.
  2. Moisés reúne a Aarón y a sus hijos en la entrada del Tabernáculo y los lava, viste con las vestiduras sacerdotales y unge con aceite, consagrándolos como sacerdotes.
  3. Moisés erige el atrio alrededor del Tabernáculo y coloca la cortina en la entrada. Esto marca la culminación de la construcción del Tabernáculo.
  4. Moisés coloca el arca de la alianza en el Lugar Santísimo y cuelga la cortina para separar el Lugar Santo del Lugar Santísimo. Luego, coloca la mesa de los panes de la proposición y el candelabro en el Lugar Santo.
  5. Moisés coloca los altares del incienso y del holocausto en el atrio del Tabernáculo.
  6. Luego, llena la pila de bronce con agua para los rituales de purificación.
  7. Moisés unge y consagra todos los objetos sagrados y el Tabernáculo en su totalidad, así como el altar del holocausto y la pila de bronce. Esto es un acto de dedicación y consagración al servicio de Dios.
  8. La nube de la gloria de Dios cubre el Tabernáculo, indicando que la presencia divina ha venido a habitar en el Tabernáculo. La nube es visible de día y el fuego de noche, guiando a los israelitas en su peregrinaje por el desierto.
  9. Cuando la nube se levanta, el pueblo de Israel se mueve, y cuando la nube se posa nuevamente sobre el Tabernáculo, el pueblo acampa. Esto se convierte en un signo divino de cuándo deben avanzar o quedarse.

En resumen, Éxodo 40 narra la culminación de la construcción del Tabernáculo y su consagración como el lugar de encuentro entre Dios y los israelitas. La presencia de la nube de la gloria de Dios en el Tabernáculo simboliza Su presencia en medio del pueblo. Además, la nube actúa como guía para los israelitas durante su peregrinaje en el desierto, indicándoles cuándo avanzar y cuándo acampar. Este capítulo marca un hito importante en la historia de Israel, ya que establece un lugar sagrado para la adoración y la comunión con Dios en medio del desierto.